Etapa 2: Barcelona – Valencia

etapa2

El mayor inconveniente de esta aventura (o locura, dependiendo cómo lo vea uno) es que no es posible aprovechar un espacio entre deberes para escaparse unas horas a motear. Bueno, de hecho eso es lo que hago, pero con el pequeño detalle de que me toma diez horas llegar a la moto y ya de ahí comienza la cuenta regresiva para el vuelo de regreso. Es una molestia, pero si así hay que hacerle, pues así le hacemos. Como dijo el tejano… “No make no le hace tu meee”.

IMG_1484

Como siempre, abordé el B777 de Emirates a Barcelona tempranísimo lo cual es bueno pues así me duermo la mitad del vuelo, y la otra mitad la dedico a recargar cámaras, estudiar el mapa y la guía de “Lonely Planet” para encontrar puntos de interés. Gran parte del folklor en estos viajes es el planearlos, investigar las opciones de hospedaje y hacer reservas, conexiones de tren, etcétera. En este aspecto, mi peor y más acérrimo enemigo es el fin de semana, especialmente el maldito Domingo pues como ya lo he comentado por ahí TODO lo que es necesario está cerrado. Este viaje fue el debut de los domingos para cagarme mis viajes, pues habiendo llegado a Barcelona a mediodía no pude sacar la moto de Hispania Tours sino hasta las siete de la noche, y eso porque Volker me hizo el favor de ir a abrir.

PA280579

Esto significó que me tuve que zampar seis horas en mi hotel junto al aeropuerto picándome las narices y mirando el reloj, cuando lo que yo hubiera querido hacer era salir de Barcelona de inmediato y pasar la noche en un hotelito rural por ahí ya camino a Valencia. Por fin llegó la hora de tomar el autobús del hotel e ir al centro de la ciudad por la motorka. Como tenía tiempo de sobra decidí caminar y atravesar el paseo marítimo camino a la oficina, y rápido me dí cuenta lo mucho que había subestimado lo frío que es el viento en Barcelona a fines de Octubre, y el tremendo error de haber llevado solamente un saco sport y pantalón de tela delgada pues en uno o dos segundos ya se me había congelado hasta el occipucio.

PA280573

Disfrutando del viento gélido

Por fin recogí la moto y ya de noche salí de regreso hacia mi hotel, convenientemente situado a la salida hacia Valencia. Algo que me da mucha curiosidad es lo mala que es gran parte de la gente para dar direcciones para llegar a algún lugar, usando frases como “aquí a la vuelta… no tiene pierde” o la clásica “un par de semáforos más y ahí está”, y esta vez no fue la excepción, y perdí media hora como imbécil buscando la salida al dichoso aeropuerto, y con un frío que parecían dos. Me detuve a montar el nuevo soporte que compré para el GPS después del numerito del viaje anterior, y para añadir algo de sazón al momento, la herramienta la dejé en el hotel y el maldito soporte se inclinaba cada cinco minutos de manera que para ver la pantalla fue necesario que estirar el pescuezo de una manera que envidiarían las contorsionistas siamesas del Cirque du Soleil.

Monumento a Colón

Monumento a Colón

Después de un tour de todas las terminales y otras areas del aeropuerto llegué al hotel y de inmediato me puse a empacar (otra vez traje una maleta, aunque no tan grande como la vez anterior) y a dejar todo listo para salir temprano y dejar mi huella en la Comunitat Valenciana. El itinerario planeado algo de autovía y nacionales, parar a almorzar en Tarragona, visitar Tortosa y su parador, y hacer mi entrada triunfal a Valencia con una gran foto junto a las famosas Torres de Serranos. El esfuerzo sería coronado con una paella en el paseo marítimo. Ese, pues, era el plan, pero como también ya he comentado anteriormente, según Clausewitz, ningún plan sobrevive el contacto.

Tras un desayuno breve comencé mi jornada por la autovía C-32, pero antes paro a repostar combustible, compro un mapa, y quiero checar la presión de los neumáticos pero el compresor no sirve. Ni modo, se ven bien y ya lo haré mas adelante. Continuamos… paso Casteldefells…Varios túneles que están oscurísimos… pero al pasar por el último me doy cuenta que traigo el visor oscuro del casco… je je je si alguien me viera…Vilanova… ah! Repsol a la vista! Vamos a ver, sí hay compresor… y es de los de segurito…los que se quedan pegados a la válvula. Cómo me gustan esos…a ver…CRACK!! ante mis ojos se quiebra la válvula de raíz seguida de inmediato por un PHUUUFFFF de todo el aire saliéndose del neumático.

Otra vez con el maletón a bordo!

Otra vez con el maletón a bordo!

Así de rápido, así de fácil y tras veinticinco minutos de camino, mi mañana se fue a la mierda. En ese momento preciso no supe si reir, llorar, o tirarme un pedo. Por suerte, nadie mas estaba ahí pues no me quiero ni imaginar la carita que puse, quizás a algo salido de “Las Brujas de Eastwick”.

IMG_1446

El culpable

Yo creo que es culpa de estos tiempos y la tecnología, pero lo curioso es que en vez de usar el cerebro para tratar de resolver problemas lo que hacemos muchos hoy en día al tener un contratiempo es sacar de inmediato el teléfono móvil, aunque no se tenga ni puta idea a quien se le va a llamar. Dándome cuenta que eso precisamente estaba haciendo, regresé a sacar de la moto la tarjeta del seguro alemán de ADAC para llamarles, pero a la tercera opción del menu en alemán desistí, pues ya ni quiero imaginarme el explicarle el eventito ocurrido en Cataluña a un teutón medio dormido en Dusseldorf. Así que decidí mantener el problema en castellano y corrí a pedirle ayuda a la chica de la caja quien después de pensarlo unos segundos consultó una agenda más gruesa que la sección amarilla de Tokio, y me dió el número de una grúa de su confianza.

Y ahora??

Mi deporte favorito: Esperar.

Gracias a dios y a su entorno celestial había una cantidad de café ilimitada en el restaurante de la gasolinera, y las próximas dos horas de espera se fueron rápido. Javier, el conductor de la grúa, amabilísimo, dijo conocer un buen taller de motos en Vilanova, así que ahí fuímos.

Javier al rescate!

Javier al rescate!

El lugar en cuestión se llama MAD GAS en el centro de Vilanova i La Geltrú, y qué majos son estos tíos! En un santiamén Santi y Moï hicieron de lado sus labores menores y auxiliaron al caído, su dictámen fué que era obvio que la válvula era la original y jamás había sido cambiada, y que era cuestión de poco tiempo para que sucediera esto. La suerte es que pasó parado en la gasolinera y no en despoblado, como era mi plan original, pues eso sí que hubiera estado divertido, sobretodo si la porquería de válvula se rompe mientras voy intentando emular a Kenny Roberts.

IMG_1454

La reparación tomó algo más de una hora, y reanudé el viaje con casi cinco horas perdidas. Otra vez, tendré que perderme todo el paseo y quedarme en la autovía. Ah! y… ¿mencioné que tengo que llegar a Valencia antes de que cierre Dos Rodes, el concesionario donde se va a quedar la moto? Ya tengo todo organizado con ellos pero creo que cierran a las seis! Otra vez las putas prisas. No puede ser. En fin, volví a disfrutar de la moto y refinando aún más mi aprendizaje en autovía sin más contratiempos que algo de viento y digerir los sandwiches de otras dos gasolineras, llegué a los alrededores de Valencia.

Internando al paciente

Internando al paciente

IMG_1456

Moï en acción

Como ya había aprendido mi lección de lo que pasa cuando no se le hace caso al GPS (ahora sí bien fijo al manillar), así que esta vez lo seguí mas fielmente que una mosca a la caca. Poco después de pasar Sagunt el buen instrumento me sacó de la comodidad de la AP-7 y me puso en medio de la CV-300, lo que significó entrar a Valencia por la ruta más directa, en lugar de la más rápida. Así me sopé los siguientes 20km disfrutando tráfico, rotondas, semáforos, y un panorama muy olvidable, hasta que llegué al centro de Valencia y sus rotondas.

Por fin en camino

Por fin en camino

Aaaahhhh las rotondas! Esas rotondas en Valencia han quedado grabadas en mi memoria, y no porque son muy grandes, sino porque al ponerse la luz en verde los autos y scooters me recordaron a las carreras de caballos, cuando salen los pura sangre disparados como por catapulta al abrirse las puertas, al estilo “sálvese el que pueda”.

PA290595

Diego en acción

Dos Rodes se portó de maravilla, especialmente el asesor de servicio Diego Martínez, quien aparte de ser eficientísimo, es un absoluto caballero, y con la paciencia de un santo tomó nota de los trabajos a realizar en la Motorka, que incluían revisión de fluídos, el cambio de la válvula del neumático trasero, instalación de uno que otro accesorio y otros trabajillos cosméticos.

PA290592

Por fin en el hotel

Y así culmina esta etapa, pasé una muy buena noche en el hotel AC Valencia y muy temprano tomé un taxi a la estación del AVE para el regreso a Barajas via Atocha, y emprender el regreso a Dubai. De nuevo un buen viaje sin sustos y cada vez aprendiendo más.

IMG_1465

Quién dijo “yo”?

El premio al esfuerzo

El premio al esfuerzo

PA300600

El AVE que me llevó de regreso a Madrid

IMG_1469

La última vez con equipaje

El interior del AVE, una maravilla

El interior del AVE, una maravilla

El bus del avión a la terminal, en Dubai

El bus del avión a la terminal, en Dubai

Cerrando con broche de oro - en taxi -.

Cerrando con broche de oro – en taxi -.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El resumen de las lecciones de esta etapa es casi idéntico a la anterior, obviamente no hice mucho al respecto:

  1. Evitar los domingos a como dé lugar. Dos días no bastan.
  2. Definitivamente las maletas y las motos NO combinan.
  3. El soporte del GPS a UN LADO del manillar no me gusta, pues hay que desviar la mirada del camino. A buscar otro.
  4. Hay que definir la ruta en el mapa y pasarla al GPS tal cual, para evitar sorpresitas después.
  5. Está decidido. Odio las ciudades grandes.

One thought on “Etapa 2: Barcelona – Valencia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s