Odenwald/Wertheim

El regreso del Jedi 

Por fortuna tuve suerte y me fue posible regresar relativamente pronto a Heidelberg, y esta vez con tiempo para motear por dos dias completos, así que repetí el mismo proceso: Vuelo a Frankfurt, tren a Heidelberg y directo a casa de Stefan a encontrarme con mi Motorka. El vuelo transurrió sin contratiempos pero esta vez el cambio de tren en Mannheim me traicionó, pues me perdí la conexión y acabé perdiendo una hora esperando un tren que nunca llegó. Por fin tomé uno a la terminal principal de Heidelberg y de ahí el tren regional que me lleva al area de Rohrbach, donde esta la casa de Stefan. Como siempre, mi habitación estaba lista y la moto ya preparada y estacionada afuera lista para ser usada. Aprovechando lo largo que es el día en verano, pude descansar un par de horas y salir a una ruta corta por la tarde. Esta vez, volví en dirección al Neckar pero a los pocos kilómetros giré al norte para variar un poco el panorama, colinas muy verdes con bellísimos bosques de coníferas por todos lados. Seguí la ruta que había trazado en el mapa (la vida antes del GPS) y me extrañó un poco el que no hubiera nada de tráfico – literalmente – pues no había un solo auto a mi alrededor. Esto se explicó poco después cuando de repente el camino se acabó, cerrado por obras de reparación. Ahí me dí cuenta que no es necesario hablar el alemán para entender lo que significa cuando los nombres de los pueblos en las señales están cruzados con cinta roja, simplemente hay que tener un IQ superior a “1” y poner atención.

Sin otra opción, regresé los 25km hacia el río y lo crucé hacia el sur en dirección a una ciudad llamada Bruchsal. Di un corto paso por el centro de la ciudad y su magnífico chateau, y luego de regreso al norte hacia Sinsheim, cuando decidí parar a consultar el mapa. Me imagino que dí la apariencia de estar bastante perdido pues un par de minutos después se detuvo otro motero, Markus, en una R1150R Rockster, a ofrecerme guía. Me llevó a la cima de una pequeña colina que ofreció muy buena vista de todo el valle alrededor, alcanzando a ver hasta los Vosgues en Francia, tomé un par de fotos y me guió de regreso a la autovía, donde decidí variar el curso y tomar una vía un poco más larga pues aún tenía tiempo y luz suficientes. El área está bien demarcada por el río al norte y este, y un par de autobahns al sur y oeste así que es muy difícil perderse. Terminé yendo de regreso a Heidelberg (llamado con afecto “HD” por la gente local) por un camino vecinal muy bonito y poco transitado que termina exactamente en el centro histórico de  la ciudad, por detrás del castillo. El camino está hermoso y lleno de curvas, pero debo confesar que me estaba poniendo un poco nervioso al llegar la puesta de sol pues con tanto bosque el camino estaba ya bastante oscuro y con muchas señales de ciervos en el camino. Aún así llegué a la casa con algo de luz y totalmente enamorado de mi nuevo hobby. El éxito de este día tuvo que ser recompensado con unas buenas cervezas alemanas.

Con Markus y su Rockster

Con Markus y su Rockster

El segundo día, y después del desayuno de rigor, decidí irme en solitario a un pueblo llamado Wertheim, en el río Main. El plan original había sido hacer esta ruta en compañía de Rolf, mi amigo motero local que conocí unas semanas antes, pero hubo algo de confusión y no nos comunicamos bien (entre su Inglés y mi Alemán, mejos hubiéramos intentado en Urdu) así que decidí irme solo y así tener libertad de movimiento para detenerme cuando quisiera. Esta vez no crucé la ciudad como  lo había hecho en otras ocasiones, y en su lugar me fuí directo a la autobahn para usarla por primera vez como todo buen motero debe hacer en Alemania ¿verdad? pero con el pequeño detalle de que al llegar a la  dichosa y rápida autobahn el tráfico estaba tan pesado que parecía parking de Carrefour en día de pago. Después de unos minutos decidí salir de la congestionada autovía con la intención de tomar un camino alterno pero después de perderme media hora dando vueltas (léase: “Vida antes del GPS”) terminé admitiendo la derrota y me volví al autobahn ya sin tráfico pues seguro todos los autos ya estaban a 100km de ahí. Rápido me fuí hacia el Norte en direccióna Frankfurt pero a una media hora de camino, a la altura de Bensheim, me salí de la autovía hacia el este para entrar al are conocida como “Odenwald”. Las carreteras están excelentes, con curvas de todos tipos pero generalmente no muy cerradas y con buena visibilidad lo cual estuvo perfecto para un novato como yo. Me encontré con muchas otras motos y después de unas vueltas y un par de perdidas llegué al destino, que es un pueblo encantador con su castillo de rigor, naturalmente. Lo que sí subestimé fue la distancia y duración del recorrido, de ocho horas y unos 400kms, así que llegué de regreso a Heidelberg bastante deshidratado y con la espalda hecha trizas, pero tan contento que ni mella me hizo. El viaje estuvo magnífico y sí que me ayudó a ganar aún más confianza en la moto y en mis dotes de conductor, pero en las de navegante, no. Habrá que incorporarse al siglo 21 y comprar un GPS.

wertheim_go

wertheim.back

P8100340

Seguí a estas chicas en Guzzis con sidecars por varios kilómetros, muy amablemente me guiaron.

Wertheim

Wertheim

IMG_1237

Es inevitable en Alemania el terminar comiendo pizza o Döner Kebab

IMG_1236

Parte de la muralla de Wertheim

Sintiéndome por las nubes

Sintiéndome por las nubes

Por fin de regreso, con el premio sobre la mesa

Por fin de regreso, con el premio sobre la me

Las lecciones:

  1. Por ahora, mi máximo tiempo en la moto es como de cinco horas. Más de eso y mi espalda me lo va a reclamar.
  2. No hay que pasarse de listo al intentar encontrar rutas “alternativas” para evitar el tráfico, a menos que conozcas el area o tengas un GPS.
  3. La gran mayoría de estaciones de servicio en Alemania cierran en Domingo, llena el depósito siempre que puedas.
  4. MUCHO cuidado al ver las señales con Bambi, hay que evitar esos caminos al anochecer a toda costa.
  5. Comprar un GPS. Ya!
  6. Ver punto no. 5.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s